Leche sin lacteos


Es común escuchar  a algunas personas quejándose porque aunque les agrada tomar leche o consumir lácteos,  cada vez que lo hacen sienten que una bomba va a estallar en su abdomen. Otros no lo consumen por razones diferentes, o no les gusta o son vegetarianos, por lo que en el mercado han salido otras opciones.

La buena noticia es que puedes  probar con variedad de bebidas sustitutas preparadas a partir de soya, arroz, nuez o avena. Aún cuando no son leches, las personas las llaman leches y comercialmente también las venden. Lo ideal es que explores las diversas alternativas porque todas tienen componentes nutricionales y sabores distintos.  Es más, cada una de estas “leches” o bebidas tiene un color, textura y sabor distinto.

Es importante aclarar que estas “leches” no contienen todos los nutrientes de la leche de vaca, como es el calcio y a Vitamina D y tienes que ingerir otros alimentos para obtenerlos, por ejemplo, para  darle a tu cuerpo el calcio que necesitas puedes comer espinacas, sardina o caraotas.

“Leche” de soya

Tiene un perfil nutricional similar a la leche de vaca, ya que contiene un alto contenido  proteico y es rica en hierro. La leche de soya es también baja en grasas saturadas y no contiene colesterol. Algunas personas, sin embargo, no pueden superar el sabor amargo y olor fuerte que posee.

Pruébala: prueba leche de soya con tu café en la mañana, en la avena, o cualquier otra receta en la cual utilices leche de vaca. Ten en cuenta que el congelador puede alterar el sabor, así que no trates de hacer helado de soya.

“Leche” de arroz

A partir de una mezcla de arroz, agua y edulcorantes, la “leche” de arroz es alta en carbohidratos y baja en proteínas.

Inténtalo: puedes agregarle leche de arroz a la sopa de auyama para darle un toque de dulzura, o usarla como un sustituto de la leche en su receta de brownie.

“Leche” de almendras

Comer almendras es una manera segura de agregar proteínas y fibra a tu dieta. Sin embargo, una taza de leche de almendras solo contiene de uno a dos gramos de proteína. ¿Por qué? La razón es que esta bebida es más agua que nueces y en consecuencia baja en calorías. Lo bueno es que contiene vitamina E y minerales traza.

Pruébala: La “leche” de almendras tiene una consistencia cremosa y ligeramente dulce, sabor a nuez que combina  muy bien en productos horneados, como galletas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s